Inicio / Start up

19 ene. 2010

Insomnio

Tengo el sueño dormido.
No quedan pesadillas.
Tengo el sueño dormido.
Al menos no se mueve
nada del sitio,
y sólo es la angustia
la que me acompaña,
sin tocar nada.

Tengo el sueño dormido.
No queda remedio,
sólo esperar.

El insomnio me busca la mirada.
Quiere que enloquezca.

Hasta que amanezca,
estaré aquí,
con los ojos abiertos,
expectante,
impaciente,
pendiente.


Capricho nº 71: Si amanece; nos vamos. Francisco de Goya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario