Inicio / Start up

24 dic. 2009

No olvidéis quién sois


Es difícil protagonizar tu vida cuando a tu alrededor te rodeas de personas maravillosas, pero también lo es cuando no eres nadie. Pasad estas fiestas de la mejor manera que podáis, coged fuerza para afrontar lo que viene, recordad que de todo se aprende, y no perdáis la esperanza en vuestros propósitos. A veces no esperamos algunos golpes, y se nos presenta en mitad de la carrera el mayor de los obstáculos. Pero recordad que no corremos solos ni solas, porque alrededor hay musas que inspiran nuestra vida y nos recuerdan los detalles que nos invitan a seguir luchando.

Os deseo lo mejor en estas fiestas. No olvidéis quién sois y de lo que sois capaces de lograr, porque ahí fuera hay mucho esperándonos.

FOTO: Una de las calles principales de Ghent, Bélgica. Cristina Marí

19 dic. 2009

Decidió reírse y ganó



No me aguanto la risa. No puedo. Voy a explotar. ¡Aaaah!, espera, aguanta, aguanta que ya se marchan y podrás estallar en soledad. Aguanta. ¡No! ¡No pienses otra vez en eso porque te va a dar la risa y vas a quedar fatal! ¿No ves que lo vas a estropear todo y vas a quedar como alguien irresponsable y nada presentable? ¿No te importa acaso lo que piensen los demás de tu cordura? ¡Venga, aguántate la risa! ¡Aguanta o serán ellos quiénes se rían de ti! ¿Ya no recuerdas lo que pasó la última vez? ¡Tuvieron que sacarte a empujones porque te estabas descojonando en el suelo! ¡Sabes que eres débil y por eso siquiera lo intentas! ¿Y qué harás...? Pero... ¡quieres taparte al menos la cara o disimular? ¡Te está mirando todo el mundo! ¡Deja de reírte! ¡Aguanta! Sabes que este trabajo no es el sueño de tu vida y las condiciones son horribles, te explotarán si te aceptan pero..., ¡pero no tienes nada! ¡Venga! ¡No es la primera vez que pasas por esto y ya lo has superado antes! ¡AGUANTA!

Y el ángel malo preguntó por qué había que dejar de reír ante los farsantes que le sonreían con complacencia, quienes estaban además deseosos de darle una bofetada maquillada con un "Empieza a trabajar mañana mismo, te necesitamos". Él lo sabía. Por eso decidió ser él la última persona en reír y demostrarles su cordura. Y se rió tanto como nunca lo había hecho. Era libre.

Ilustración extraída de revistainsomnia.wordpress.com. (Autor desconocido)

15 dic. 2009

Scout Niblett, un huracán en mitad de la calma

Se limpia la nariz varias veces con la manga de su jersey roto -y aparentemente sacado de la basura- y continúa arpegiando con su mano derecha los acordes simples que destripan su complejo carácter. Scout Niblett pasa por el Primavera Club '09 de Madrid como una bella dama entre los viejos hombres de la cárcel. Con unos leotardos rojos un par de tallas más de lo debido, sin presentación apalabrada ni pruebas de sonido. Sólo pide un poco de vodka y que pongan unos focos más oscuros. Se parte, le encanta reírse y cuando lo hace contagia la sensación de cercanía y complicidad que ella misma siente ante el público desconocido. Pero marca las distancias desde la primera canción. No es una chica cualquiera, ni una artista mediocre.

La sala Nasti de Madrid se llenó el pasado 11 de diciembre para recibir a una de las joyas de este festival que por segunda vez se celebró, a la vez que en Barcelona, en la capital. Y cumplió con creces las expectativas de sus fans, y de los que desconocían su música hasta verla tocar ese mismo día. Con acordes muy simples y quiebros en mitad de la canción, que rompían con el silencio y evocaban la imagen de una misma rompiendo un coche con un bate béisbol o tirando los muebles por la ventana, la pequeña sala se convirtió en un reducto de sensaciones profundas. Rabia desbocada e intimidad comprimida. Compungida y liberada. Scout Niblett sabe lo que hace.

Se atreve con la batería, sólo batería y voz, sólo guitarra eléctrica y voz. Sólo Scout. Toca las buenas, las que le gustan, las que no conocemos tanto. Dinosour Egg, The Bell, Lucy Lucifer... y de repente se marcha, sin decir adiós, sólo "thanks", y sin cantar su último gran éxito, Kiss, publicado en 2007 en el álbum 'This fool can die now' haciendo dueto en esta canción con Bonnie 'Prince' Billy (Will Oldham). Pero es un amago. Un amago improvisado por un público que no permitirá que la joya que les han permitido ver durante un rato desaparezca sin ofrecer uno de sus mejores destellos. Y aunque asegura que no le queda voz para seguir cantando, eclipsa cualquier cosa que suceda en un millón de kilómetros a la redonda. Cuando Scout sube al escenario, el escenario se extiende al mundo, y sólo, sólo, se queda ella contigo.

A continuación os 'cuelgo' un vídeo de Scout Niblett tocando Dinosaur Egg (del álbum 'This fool can die now') en el Sheperds Bush Empire (London, 11/02/07). Si os gusta o queréis oír más de ella, en Spotify y You Tube encontraréis más.





9 dic. 2009

¿Se puede hoy ser original en el arte?


Es curioso cómo la música ha evolucionado en los últimos años. De una forma distinta, seguro, pues los clásicos vuelven a estar en la pole de nuestro panorama actual y los que pretenden hacerse hueco no lo consiguen sin evocarnos a algún clásico, para bien o para mal. Algunos dicen que ya no se escriben guiones originales y hablar de originalidad después de siglos de música se hace complicado.

Tal vez la originalidad esté en la combinación con las nuevas tecnologías que cada vez abren más puertas a la nueva creación, ya sea en cine (Avatar es el último hito), en música (pensemos en la música experimental) o incluso en literatura (tal vez pronto no sólo nos cambien el formato del libro, sino que podrían incluir animaciones... vete a saber).

Quisiera abrir un debate, aunque dado que este blog aún no es muy conocido, esperemos que al menos haya diferencia de opiniones. ¿Hay posibilidad de innovar? Ya no sólo en la música, ¿es posible crear historias originales, que no estén basadas en literatura ni otras fuentes ya consolidadas en alguna disciplina artística? ¿Se puede hoy ser original en la creación artística? Quisiera pensar que sí... si no, qué insulsez.

FOTO: 'El grito' de Munch en versión 'Simpson'. Autor desconocido.


7 dic. 2009

Día Mundial de la Libertad de Prensa

Aparentan ser sólo unos cuantos nombres más en la historia, pero en el fondo son más que eso. Ellos escriben la historia y en su tarea se han encontrado el a veces implacable poder del poder. Anna Politkóvskaya, Alisher Shayipov, Kenji Nagai, Anastasia Baburova... periodistas que dedicaron su trabajo a la defensa de los Derechos Humanos siendo asesinados por ello. ¿Es justo? El poder no entiende de justicia y muchas veces su despropósito se esconde bajo la máscara del propio Estado, como ocurre con Rusia e incluso no tan lejos.

Más de 800 periodistas de todo el mundo han sido asesinados desde el 20 de diciembre de 1993, día que Naciones Unidas declaró como el Día de la Libertad de Prensa. Esperemos que ese día esté presente en todos los del año y en todos los países de la Tierra.

Siete asociaciones han grabado un corto en memoria de los fallecidos. Para saber más acerca de este y otros temas podéis consultar la web www.infoamerica.org

Por problemas técnicos no puedo subir el video a este blog pero aquí tenéis el link de You Tube.

Vacaciones de cuatro días

Es increíble como un resfriado es capaz de sacar lo mejor de ti. Te sientes sin ganas de hacer nada, pero eso implica quedarse en casa en pleno puente nacional, vacaciones de cuatro días, sin ningún plan y con la propuesta de resolver las tareas pendientes. Y no haces nada. Ni vas al banco, ni vas a la compra, ni a esa exposición que podía ser interesante, ni al cine, ni de cañas con los pocos que se han quedado sin vacaciones porque a ellos les visita la familia, ni al 'chino' de la esquina a comprar el pan. Hoy no hay pan. Tampoco bajas a comprar el periódico (total, Internet ya te lo trae a casa), y piensas... "bueno, voy a sentarme en el sofá y a ver si me inspiro". Después de un rato, descubres que a veces el aburrimiento también puede sacar lo mejor de ti y te entran ganas de salir a patinar. DISEÑO: Katarama

6 dic. 2009

Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet”

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial – un organismo dependiente del ministerio de Cultura -, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Si quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.

La fugacidad


Es como darle al 'pause' justo en el clímax de la canción que más te gusta. Es como cuando pierdes todo el dinero después de apostar y ganar. Como cuando la tostada que te habías preparado con mimo para el desayuno de tu vida se cae al suelo (por la parte de la mantequilla, dice Murphy). Es como cuando estás convencido, o convencida, de que te va a pasar algo genial y te enteras de que no va a ser así. Y que encima le va a pasar a alguien que te cae mal, muy mal. Es como cuando te quedas sin el mejor postre del mundo después de una comida odiosa. Es como cuando estás apunto de tocar tierra y se hunde el barco. Es como estar esperando un autobús media hora y agacharte a atarte los cordones justo cuando pasa... y pasa de largo, porque no te ha visto. Es como cuando compones la canción que estabas esperando y al tiempo descubres que es muy mala. Como cuando duermes muchas horas y piensas que han sido unos minutos. Como mirarte al espejo y parpadear, sin ver el movimiento de tus pestañas. Es como cuando pasas la noche en vela, te duermes, y suena el despertador. Como cuando llegas a casa después del peor día de tu vida y en el portal descubres que no llevas llaves (y claro, no hay nadie en casa). Es como estar dándole vueltas a una nueva composición, dar con las palabras adecuadas y que se te olviden cuando las vas a escribir sobre el papel. Como cuando todo lo que tienes se pierde sin motivo ni explicación, ni sentido. Como descubrir que tus apuntes son inútiles en época de exámenes y no tener amigos en clase. Es como cuando te das cuenta de que no te gusta algo por lo que acabas de pagar los ahorros de cinco años. Como cuando cortas con tu pareja de toda la vida. Como cuando el profesor te dice que tienes nota para ponerte un sobresaliente pero te deja un notable porque sabe que podrías esforzarte más. Como cuando se rompe algo que te encanta y que guardabas en el fondo de un cajón, lejos de la fragilidad. Como cuando se acaban las entradas justo cuando casi te tocaba después de horas frente a las taquillas. Como abrir un diario y recordar todo lo vivido... y arrepentirte de no haber hecho algo. Como cuando te das cuenta de que podrías haber cumplido tus sueños si lo hubieras intentado antes.

La fugacidad, de la que siempre nos percatamos cuando es demasiado tarde, en el fondo... es una putada.

FOTO: Un callejón de la ciudad de Ghent, Bélgica. Cristina Marí

2 dic. 2009

Si esto es amor


Si esto que siento es amor déjame sufrirlo y no me apartes de la virtud de sentir dolor.
Si esto es amor déjame sufrir la obsesiva voluntad de pertenecerte y de que me pertenezcas.
Si esto es amor vámonos a sentirlo adonde nadie nos vea.
Si esto es amor que se caiga el cielo sobre mi cabeza para que me despierte de este sueño y me dé cuenta de lo que he perdido por esperar.
Si esto que siento es amor déjame sufrirlo para sentir que vivo.
FOTO: Grabado de Francisco Goya,titulado 'El amor y la muerte'.