Inicio / Start up

16 may. 2010

Se encienden antorchas, algo va bien

Levantarse en contra del poder suele ser un síntoma de que algo va bien, al menos en los tiempos que corren, en los que la monotonía ha sido capaz de hacernos aceptar impasibles todo tipo de favores a las clases políticas y a los sectores financieros, que han logrado entrar hasta la cocina y asentarse, estableciendo sus normas. Ni nos hemos enterado, qué putada.

Grecia es un ejemplo claro. El país vive actualmente una época de enorme convulsión a todos los niveles y Atenas es la cuna de la rebelión de las masas. "Ya podríamos hacer como los griegos", oigo decir a algunas amigas más críticas y exigentes. La situación allí es terrible, y no sólo el país está sumido en una crisis económica que los líderes del modelo europeo capitalista pretenden superar (para salvarse a sí mismos), sino que están aprovechando además para suprimir derechos y libertades.

En el siguiente vídeo se muestra cómo un grupo de profesores de la escuela pública entra en las instalaciones de la Televisión Pública de Grecia (donde además encuentran a agentes antidisturbios), para romper una conspiración de silencio que está contribuyendo a que bajo las ayudas internacionales se vaya introduciendo además la base, una educación privatizada y al servicio del mercado, que ha de servir a la Europa del capital para mantenerse en pie.

ADVERTENCIA: por problemas técnicos el vídeo aparece cortado en su lado derecho. Pulsa sobre el vídeo con un dobleclick y lo verás automáticamente en Youtube. Merece la pena...

No hay comentarios:

Publicar un comentario