Inicio / Start up

10 feb. 2010

¿A qué esperas? ¡Corre!

Nada de esto es suficiente. ¿Te das cuenta?
Nada de esto sirve. ¿No ves?
Levántate, vete de aquí.
No cojas tus cosas,
te traerán recuerdos tristes.
No tristes por ellos,
sólo porque no los puedes hacer realidad.
Deja de construir excusas indestructibles,
y justificaciones absurdas.
Sabes que es cierto. Que no te gusta esto.
Que estás como un perro atado al árbol,
y aunque desde ahí ves el bosque y te distraes,
no puedes ir a correr tras las mariposas.
¿A qué esperas? ¡Corre!



1 comentario:

  1. qué fácil es hablar a veces... y qué complicado es correr cuando no ves el camino..!

    ResponderEliminar